lunes, 25 de junio de 2012

Cuantas noches he pensado

Cuantas noches he pensado en ti hasta llegar al amanecer, cuantas lágrimas he derramado por volver a ver una esperanza, por sentirte, lágrimas perdidas en un copa de vino, lágrimas que se fueron al paso del tiempo,  quedando cristalizadas en mi corazón. Navegar por los senderos de tu piel, acariciar hasta el último detalle de tu boca, saborear la pasión entre mis dedos, llegar a la lujuria rozando el infierno.
Tantas palabras te dediqué en silencio, que ahora se esfuman como cada noche que te recuerdo.
Desear ser un ángel para volar hasta el cielo y poder observarte, creer que existes en mis sueños y no en mi realidad, pero no estas aquí, a mi lado para llenar mi corazón de amor, de esperanza, te has ido y contigo te has llevado mis recuerdos. Ahora vuelvo a ser el fantasma que un día enamoraste, vuelvo a ser transparente ante tus ojos y me pregunto que si para tu corazón también. Manifiesto mi dolor en cada melodía que te canto, en cada lienzo que pinto, en cada letra que escribo...
Espero recibir una señal desde algún lugar llamado universo, una señal que diga que me sigues amando. Floto por el aire, por el agua, floto por no pisar la tierra que me atrapa. Mi alma resurge una vez más de las cenizas del dolor, crece por momentos y a la vez esconde cuanto te amo.
Un adiós es muy triste de contemplar en mi boca, yo te digo nos volveremos a ver aquí o allá.



jueves, 21 de junio de 2012

La mejor melodía

El silencio era la mejor melodía que sus oídos podían escuchar, sentía como la invadía en su interior y la atrapaba  como una fragancia dulce para su piel. Desde cualquier lugar se hacia presente, ella no le temía, ella adoraba al silencio. Respondía a su dolor llenando su vacío como una cálida caricia. A veces el huía de tanto ruido y de palabras arrogantes, ella rogaba que volviera y la hiciera volar junto a la paz.
Era el secreto mejor guardado que pocos sabían... podías tocarlo, susurrarle, incluso sentirlo como un alma perdida en este mundo.Solo unos pocos sabían la magia de el, y otros muchos jamás sabrán
Simplemente era el, el silencio... tocando su mejor melodía.


lunes, 18 de junio de 2012

En esta noche

En esta noche tan amarga contemplo la luna con esperanza a que venga a por mi. Ella me inspira en mis ratos de soledad, ella es la causante de este dolor que oscurece mi alma por poder amarla. Solo yo puedo saber la verdad que esconde sus curvas tras las ventana. Aparezco desorientada por el insomnio, perdida por mis pesadillas que no dejan de atormentar mi alma. En esta noche la luna brilla más que nunca, rádia en su esplendor por enamorarme de nuevo. Todo radica en un solo sentimiento, la desesperación por ser admirada por ella. La distancia  me corrompe y solo deseo que pasen los días para volverla a ver. Junto a una copa de vino, una melodía de fondo, ella enmarca mi cuadro favorito para ver sin cesar. ¿Dónde estas está vez? huíste de mi, traicionando mi confianza, creyendo que me amabas...
Ahora me pregunte ¿por qué? y si todo fue un sueño y nunca debiste de existir.

Niña de Porcelana

Niña de porcelana que te escondes tras las puertas de la casa. Esta noche la soledad preguntó por ti, sentía celos por el silencio que no dejaba de pronunciar tu nombre mientras soñabas. Que haces entre tantos sueños jugueteando con ellos, sabes que te harás daño pero no los dejas escapar de tu pensamiento encarcelado. Valiente como ninguna, alcanzas las nubes con un cerrar de ojos y dejas de existir en este mundo que no se hizo para ti. Tu camino se basa a través de los suspiros, de las lagrimas, de tu mirada.  Niña de porcelana, aquella de mirada perdida y de pocas palabras, hay tanto que contar en estas palabras que no existiría tiempo para alcanzarlas.
La cordura no es tu ejemplo a seguir, prefieres bailar junto a la locura, ella es la que te hace creer en la vida, en la verdad del existir.

jueves, 14 de junio de 2012

Cuando era niña sentía mucha soledad, existía un vació que nada ni nadie podía llenar. Mi pregunta era siempre un por qué...
Decidí expresar todo sentimiento palpándolo en un papel, desprenderme de mis fantasmas y de mi rabia. El dolor ya comenzó a hacerse presente al observar todo lo que me rodeaba, sentir que solo podía volar recreándome en mi propia imaginación, en mi propio mundo. De mi solo podían decir que era una niña rara por ser antisocial y pasarme las horas en mi burbuja de cristal, pero nadie entendía que mis amigos eran las palabras. Ahora quiero comenzar de nuevo y esta vez resaltando todo lo que un día nadie conoció de mi. No pretendo demostrar, solo gritar lo que mi corazón me dicta.