domingo, 22 de julio de 2012

Hoy no vengo

Hoy no vengo a divisar el tiempo pasar, vengo a ser parte de el, quiero que me atrape en un instante y haga resonar mi corazón. No vengo a gritar al odio ni a su amigo el rencor, vengo a hacerles frente para derrotarlos con mi dulce mirada. El odio es parte de este planeta codicioso, pero aun alberga entre nosotros más que oscuridad. Limitamos nuestros sentimientos, no los dejamos escapar y revolotear, todo sería más fácil si así lo hiciéramos. Nuestras caras se iluminarían con una gran sonrisa y nuestros corazones no se romperían por tanto dolor. Nos pasamos media vida juzgando, criticando, representando el papel que más nos gustaría ser para los demás sin contar con lo que realmente deseamos. Hemos venido a este mundo por un algo o por un nada, pero, permanecemos y esa es la cuestión., el no esperar nada. Cada uno puede creer en lo que quiera, no hace falta luchar más por ser un ideal o ser alguien querido. Hace falta un poco de silencio para entender esto o tal vez una vida.... Cuando observas un paisaje solo te centras en los detalles hermosos de el, sin apenas apreciar la belleza que hay detrás. Ante la vida observamos solo lo que queremos ver y no el mas allá. Hoy no vengo a convencer a nadie de mis palabras, soy libre para escribir y expresar. 

sábado, 14 de julio de 2012

Eterna.


Mi visión se narra a cámara lenta allá por donde voy. Preciso calma para observar todo lo que me rodea y me sumerjo en las entrañas del dolor, padezco su mismo sufrimiento aprendiendo que no estoy sola en este mundo. Existe un único universo en el cual todos somos contemplados como uno, eso hace que brillemos con mas fuerza cada día por seguir caminando sobre las nubes que vagan en nuestros pies. Solo llevo una vestimenta que es la de la vida, envejece por fuera pero no por dentro. Mantengo mi ser dentro de mi como el corazón que palpita recordándome que estoy viva y no muerta. Sigo en pie por tener coraje ante lo que se avecine, pero también caigo para no olvidar que hay que ser humilde. No tengo esperanza  por nada, mi mayor reto es creer en mi, eso me hace sentir por encima de cualquier privilegio que la vida nos pueda dar. No quiero grandes riquezas, ni un gran trabajo, ni plenitud en el amor, quiero ser libre en mis pensamientos, no sentir la cárcel que nos ha sido encomendada durante toda nuestra vida. No existe la muerte como tal,  por que la vida permanece en nosotros como la eternidad. Cambiamos de exterior, vemos pasar el tiempo... pero lo que perdura es nuestro ser y no nuestra existencia. Navego por los recuerdos, con nostalgia  y alegría, revivo cada momento que quedó enterrado por nuestro odio. Lloro y rio, eso me hace ser humana,
me queda mucho por aprender, y no hay suficiente tiempo para ello, por que el tiempo es lo único que no podemos recuperar, por eso este es mi momento y no existe otro. No quiero irme sin haber dejado huella a quienes he amado por encima de todo. No me voy a despedir jamas, ya que no moriré, permaneceré como parte del universo, como una estrella mas en el cielo.

domingo, 8 de julio de 2012

Niña Loca

Soñar con lo imposible, desear lo inevitable, que diferencia hay? Mastico el pasado como el que mastica sus penas por no ser feliz, el pasado que tanto nos dio y nos quitó, ahora yo solo quiero desterrarlo como él mismo lo hizo conmigo. Somos marionetas bailando sobre nuestro destino, atraídos por el pecado, yo estoy aquí, ahora y él estará muy lejos para volver a verle entre mis pensamientos. Demasiado dolor causó en mis entrañas para desear que vuelva una vez mas. Anhelo ser niña y no volver a tener alas para volar sobre mi imaginación, pero no desisto pues la causa de estar muerta en vida es olvidar que fuimos niños. Olvidaré todo aquello que se rindió contra mi y nunca me quiso. Aprenderé de su palabra, renaceré por su dolor.
Mi corazón ha mudado de nuevo, él es el que dicta mi destino. Paseo entre las almas vacías que me rodean, paseo por las almas que quieren seguir iluminando...

En esto me he convertido hoy,  en una niña loca que cree en los sueños que la abrazan. Soy solo un espejo que refleja lo que ves en ti,  soy solo eso, una niña que no tenía prisa por crecer.

martes, 3 de julio de 2012

Enferma de amor

Estoy enferma por el deseo de tus labios, por dibujar sobre tu piel mil historias de amor. Persigo tu mirada a cada paso que das y me escondo para no ser vista por tu corazón. Me escondo de las malas lenguas que atentan sobre mi conciencia. Te he deseado tantas noches que nunca pensé que llegara a la obsesión. Acaricio tus sueños hasta ser parte de los míos, hasta hacerlos realidad. Pero aún sigues escondiéndote de  tus miedos. Mis manos tiemblan al acariciar tu piel, mi cuerpo tiembla al oír tus suspiros de placer. No te vayas amor mio, eres lo que más quiero en mi mundo, eres todo lo que un día quise tener. Alcanzaría  todo lo que me pidieses, creería en dios si con eso existieras. Te he dado todo lo que tenía guardado en mi caja de los secretos, todo lo que nunca quise dar por amor. Ahora mis sentimientos naufragan, se evaporan como el agua, vuelan junto al  viento, bailan en el olvido. Seguiré plantando miradas al alba, recordando viejas  promesas que nunca llegaron a ser. Sembraré más intentos sin ti, esperare a que nazca de nuevo la flor que un día me ilumino, esperare a que llegue sin esperar nada.

Lejos de la tierra.

Siento como se despliegan mis pies del suelo, mi mente renace en nuevos paraísos, solo admirados por los valientes que no temen a la oscuridad. Siento la perdición y a la vez el camino para volver a casa. Mi cuerpo se dirige a la nada, vuelo muy alto, hasta alcanzar a mi corazón. No quiero volver, quiero bailar junto al viento, sentir los latidos de mi corazón, y ese hormigueo en la tripa que me hace vibrar por amor. Se desatan mis sentidos por resurgir en un nuevo mundo construido por fantasmas, el tiempo se detiene como se detiene mi alma por perseguir mis sueños. Lejos muy lejos estoy por tener mi paraíso, pero mas lejos por alcanzar el cielo. Siento como se despliegan mis pies del suelo, siento... siento... siento... y vivo por ello. Por que esa es mi perdición sentir. Mientras lata mi corazón seguiré en busca de ti.