sábado, 15 de septiembre de 2012

En tu Mirada Canina

Esta mañana desperté con lagrimas en los ojos, sentía un frio acogedor que ni las propias sabanas podían calmar. Era el vacío que me consumía por no estar cerca de ti. Te has convertido en el fantasma que persigue mis pasos, cada rincón de la casa era un recuerdo tuyo, una vivencia que me hacia sonreír y ahora  te has ido. Como alma en pena arrastro mis cadenas en silencio por verte aparecer por algún lugar.
Pero la realidad es tan cierta como cruel, no volverás donde nació nuestro amor. Imagino cada momento pasado,cada mirada de complicidad, cada contacto perdido entre el espacio. Culpable por no haber podido hacer mas, culpable por no saber si es lo que deseabas...
Nunca sabré la respuesta, pero  deseo que encuentres tu lugar, tu calor, tu felicidad entre otros brazos que no sean los míos. Esta mañana desperté y sabia que ya no estabas allí. Aquí, junto a mi vera.
Tu recuerdo me hace fuerte, me hace sentir que soy un ser con corazón.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario