miércoles, 23 de enero de 2013

Caperucita Roja y el Lobo

Como todos los cuentos que leemos empiezan con érase una vez...
Este no va a ser muy distinto a los demás , sólo que no es el típico cuento que nos contaban de pequeños, este tiene una historia de amor un tanto peculiar.
 Erase una vez una mujer que jugaba a ser niña , creía en los cuentos que en su día la contaban , sentía que podía ser una protagonista más y hacerlos realidad. Cuando llegaba la noche su insomnio no la permitía dormir , su mente revoltosa la hacia fantasear e imaginar como seria su propio cuento.
La imaginación era un arma  que ella misma sabia utilizar , la proporcionaba libertad , magia y el sentimiento de volver a ser niña. Ella soñaba ... soñaba  y así empezaba la magia.
Carla era una chica joven que le gustaba adentrarse en otros mundos , era curiosa , sin miedo a lo que  se podría encontrar . La intriga por saber que podía pasar en ellos , la gustaba mas aun , provocando cierto morbo a cada situación que experimentaba .Carla solía disfrazarse muy a menudo , uno de sus disfraces favoritos era de Caperucita Roja . Una noche de invierno decidió armarse de valor y asistir a una fiesta de disfraces , donde los  invitados eran todos desconocidos. La fiesta tendría lugar en un chalet a las afueras de Madrid . Carla se transformo en Caperucita Roja , su largo pelo moreno sobresalía de la capucha , un escote mas que sugerente  asomaba sus pechos , los ojos pintados con sombras negras pronunciaban una mirada cautivadora y que decir de sus labios pintados en color rojo , la hacían aun mas salvaje. Nada  de niña dulce escondia en su traje , era una verdadera depredadora a saborear lo que pudiera encontrarse en aquel lugar perdido de la nada .
Estaba lista para  comerse el mundo , sentirse mujer y ser deseada por quienes la miraran . Antes de salir de casa se miro al espejo , sonrió y dijo en voz alta ¨esta noche no vendré hambrienta de amor ¨.
Al llegar diviso una gran cantidad de personas , todas ellas disfrazadas , disfraces mas excéntricos , disfraces  mas comunes pero ninguno era de su interés . Se paseo por la sala observando captar su primera presa .
La noche trascurría con rapidez y ya comenzaban a desaparecer las primeras parejas por las habitaciones del chalet .Comenzaron los juegos de miradas entre unos y otros , las primeras confesiones , los deseos y el erotismo. Carla se aburría , todo aquello le resultaba ya conocido . Quería algo nuevo , una fantasía apetecible ante su sed de hambre .Cuando todo ya estaba mas que decido y apenas quedaban personas disponibles...
Ella quedo deslumbrada cuando a lo lejos vio a su pareja perfecta de juego , era el Lobo Feroz .
Se dirigía  hacia ella , Carla quedo inmóvil , asustada por su mirar pero a la vez muy excitada por conseguir su fantasía junto a el . El desconocido no dudo en cogerla la mano y susurrarle al oído ´´Soy tuyo ´´
Ella se ruborizo y le siguió a través de los pasillos que llevaban a las habitaciones .
Se adentraron en la que estaba al final del pasillo , estaba oscura , fría y algo escondía ...
El desconocido la entrego una fusta y la llevo hacia una de las esquinas de la habitación . Carla no entendía nada pero le excitaba cada vez mas ese juego entre ella y el . El desconocido se acerco a su cuello con ternura y a medida que sus cuerpos se juntaban más , la pasión entre ellos crecía llegando a ser salvaje .
Pasaron de los besos a los mordiscos y de los mordiscos a los arañazos , parecían dos animales apunto de devorarse . El  volvió a susurrarle al oído ´´ Soy tuyo , hazme los que quieras mi ama ´´
Carla se desnudo ante el , solo sus botas de tacón  permanecían con ella , ademas de la fusta entre sus manos . Le ordeno que se desnudara y la besara sus botas , y se comportara como un animal feroz , como el Lobo Feroz que era , apunto de atacar a su presa Caperucita Roja . En el mismo suelo le pidió que se tumbara , le amordazo y comenzó a jugar con sus fusta por todo su cuerpo . Le trataba como un perrito malo al cual había que domesticar , se coloco sobre el aprovechando su debilidad , jugo con su lengua
recorriendo cada una de las partes de su cuerpo y por fin se adentro en su fantasía . Cabalgo enfurecida moviendo sus  caderas , Carla sentía que tenia el poder de todo , se sentía viva   y llena.
Cada vez se crecía más , sus caderas no cesaban de moverse estaba como poseída por su papel .
Quería devorar al Lobo Feroz , le agarro por el cuello y al mirar sus ojos no pudo reprimir cierta ternura en ellos ....
Carla sintió esa mirada  y paro su furia , sus movimientos se volvieron  mas lentos , con mas detalle y profundidad ,  le quito la amordaza  y le beso dulcemente. La fusta ya no se encontraba entre sus manos , sus manos acariciaban el rostro de aquel desconocido que sin saber por qué , la había cambiado.
El orgasmo los atrapo en un abrazo y ahí permanecieron  bastante tiempo. Ambos se volvieron a mirar por ultima vez sabiendo que toda historia tiene un principio y un final , pero ninguno de los dos imaginaba que terminaría así .
Carla nunca más supo del desconocido , ni de aquella fiesta de disfraces , ella quería  sentirse poderosa pero a veces el poder se disfraza de muchas formas y entre ellas era la ternura . Como todo cuento tiene un final que mejor que el que deseemos en nuestro interior .

FIN










martes, 15 de enero de 2013

Sombras

Queridas amigas mías no hace falta que sea de noche para teneros en mis pies.
Sois precavidas , os coláis en mis pensamientos, pretendéis enturbiar el brillo de mis ojos pero yo soy más astuta , os cazo y os destierro. Sombras que pretenden absorber mi felicidad , dejar de brillar...
Ellas aparecen cuando todo esta mal , cuando nos sentimos vacíos , miserables , son como aves carroñeras , deseando que llegue nuestra hora para ser devorados.
Queridas sombras , que venís de la oscuridad , del rencor y del odio , no soy presa fácil , estoy en este mundo para existir , crear vida , amor , nacemos con un fin y nuestra hora llegará cuando el destino así  lo decida ...
Pero no amigas mías , vosotras no anticipareis mi muerte en vida , ni me marcaréis como un número más de vuestras presas. Llamarme loca , pasional , luchadora o simplemente yo misma .
Ser uno mismo es la cuestión , ser lo que quieren los demás es otra , estar encarcelada de por vida y no llegar nunca a brillar es sentenciarse a una muerte lenta y dolorosa.
Las sombras nos estarán esperando cuando llegue ese momento , yo de momento decido irme con la luz.