miércoles, 27 de marzo de 2013

Hoy pretendo escribir algo pero no se el que , tengo necesidad de gritar muy alto y hacerme escuchar, pero mis palabras hacen eco por las esquinas de la casa , mostrar esta necesidad en público es extraño cuando te disfrazas de payaso, de consejero, de valiente, de todo menos tu mismo.

El tiempo corre tan deprisa que no me percato ni el día en el que estoy , solo existo y punto.
Pienso, imagino y sueño, revoloteo por los suelos, por el aire, vuelo...

He caído de nuevo, de nuevo me levanto, pero el dolor es inevitable en días que no tienen significado, en días  que no sabes si es de día o de noche, por que da igual, todo continua hacia su curso.

A veces tan alto otras tan bajo , busco el silencio, me reconforto en la música lo más llegado a un compañero de fatigas , es un año más junto con los demás y yo sigo aquí sin saber donde ir.

Saldría corriendo otras permanecería plantada aquí delante del abismo , no se puede abrir el corazón cuando se dejo en pedazos, no se puede forzar cuando nunca se supo del amor.

Tantos años creyendo algo que aún no se lo que es, si alguna vez lo sentí o fue un sueño creado por mi, se puede decir que si se lo que son los sentimientos pero no nada más.

Como dice la canción que escucho ... que habéis hecho de mi , en que me he convertido que ni yo misma se.

Pero volveré a escoger el disfrazar de valiente y si ...
daré todo de mi.




No hay comentarios:

Publicar un comentario