martes, 10 de septiembre de 2013

Eres una princesa

Una princesa no es aquella quien nace bajo un techo monárquico, para mi las verdaderas princesas son aquellas que se levantan al alba para cuidar a sus hijos, aquellas que aún estando enfermas sacan fuerzas para cuidar a sus seres queridos, aquellas que  regalan sonrisas a pesar del cansancio, a pesar de los malos momentos, a pesar de los pesares.

Cariñosas, atentas, dulces, valientes y luchadoras, son heroínas en potencia.

Para ellas su tiempo no existe pero si para el resto que esté a su lado.

Salen de día vuelven de noche,  continúan siendo princesas sin zapatito de cristal ni trono hasta llegar la madrugada.

Eso sí es una princesa, aquella que anda descalza  por un camino de tierra y no una alfombra de terciopelo.

Ellas no poseen ni la cuarta parte de lo  que dan, se sacrifican por amor, un amor verdadero que ellas solo sienten  por los que aman, por su familia, eso es una verdadera madre, una verdadera princesa.