lunes, 22 de junio de 2015

Collage de corazones

Comencemos queridos corazones...

¿Cuál de ellos ha podido ser más valiente o cuál más imbécil ?

¿Cuál de ellos ha superado las pruebas tipo test de niña mona o de lista sin recursos?

Díganme qué cojones hacemos con los trozos que se esparcen con el paso de los años.

Podemos hacer  un puzzle o mejor aún, un collage de esos que se cuelgan en la pared como recordatorio de una vez que hice el gilipollas.

Sí mis corazones, ellos que vuelven a resurgir como el Ave  Fenix, esos que cambian según la estación, esos que marchan, esos que hacen una coraza que ni el mismísimo Hércules podría derribar.

Pero saben que les digo, a la mierda los corazones, a la mierda el Ave Fenix y su puta madre, nadie me impondrá etiquetas para anclar mi vida. Da igual las veces que haya clavado las rodillas en el suelo, que mi voluntad es levantarme una vez más. Por lo que este corazón, en  trozos o  en tiritas, seguirá como siguen las cosas, siempre adelante hasta que el dios imaginario venga con la muerte cogidos de la mano.

Porque quiero ser la  más intensa melodía que pueda existir, la nota que jamás se olvida, la llama que enciende la vida.



"Hay en cada uno de nosotros un Ave Fénix
 que muere consumida por las llamas "

Los fantasmas del pasado 
Las viejas ansiedades se extinguen con la inmolación
Y renace victoriosa con un nuevo brío
Una nueva visión
Con un renovado espíritu.

Las cenizas envuelven su cuerpo dorado
Y su plumaje se torna marchito.

Pero al cabo de este proceso doloroso
Vuelve a emprender el vuelo
Pero ahora es majestuoso.

Tened paciencia
Soportad este martirio
El fin se acerca 
Y el principio también                                               Anónimo 




No hay comentarios:

Publicar un comentario